• PASQUINADAS

    De entre la ingente cantidad de pasquinadas con las que Pasquino nos ha debido deleitar desde su “nacimiento”, hace ya más de 500 años, las más no constan y se han perdido, muchas se han olvidado, otras fueron censuradas y algunas, por herejes, enviadas directamente a la hoguera. Tan sólo sobrevive una ínfima parte de dichas pasquinadas. De las que he podido hallar, considerándolas las más significativas, oportunas y mordaces, para su eterna constancia y gloria, y para que disfruten de la pública libertad con que fueron engendradas, basten las siguientes:   LAS PASQUINADAS   Una de las primeras pasquinadas conocidas, sin fechar, es la que dirigió al Papa español…

  • MARFORIO (ESTATUAS PARLANTES)

    La colosal estatua de Marforio (más de 6 metros) se encontró en el Foro de Augusto, entre las ruinas del Templo de Marte Ultor. Posiblemente se esculpió en el siglo I d.C. A diferencia de muchos otros restos, nunca se enterró, permaneciendo visible a lo largo de la Edad Media. Entonces la zona era denominada erróneamente con el nombre del templo, “Foro de Marte”, y probablemente su nombre derive, por deformación, de dicho término latino (Mars Forum). Aunque algunos autores sostienen que su nombre provendría de “Marfoli” o “Marfuoli”, una familia que tuvo propiedades en la zona, próxima a la cárcel Mamertina (antiguamente denominada Campo Vacuno), donde estuvo la estatua…

  • PASQUINO (ESTATUAS PARLANTES)

    La estatua de Il Pasquino fue un hallazgo casual del cardenal Oliviero Carafa. En 1501, tras haber adquirido a los Orsini el edificio donde iba a residir (hoy Palacio Braschi), la encontró enterrada entre el barro bajo el pavimento de la plaza. Tras el descubrimiento, y pese a estar muy deteriorada, decidió colocarla sobre un pedestal y ornamentar con ella la plaza, apoyándola en la esquina de su nueva residencia. En ella hizo aplicar un cartucho de celebración y el escudo familiar de los Carafa. ORIGEN DE «IL PASQUINO» Aunque la imagen está muy desgastada, hay quien sostiene, los menos, que pudiera tratarse de un gladiador, una deidad o algún…

  • MADAMA LUCREZIA (ESTATUAS PARLANTES)

    La estatua de Madama Lucrezia está situada a la izquierda de la entrada de la basílica de San Marco Evangelista, y es una de las seis estatuas parlantes de Roma. Es la única estatua femenina que forma parte del Congresso degli Arguti  (Congreso de los Ingeniosos), que agrupa a: Pasquino, Marforio, Facchino, Abatte Luigi y Babuino. El torso que puede apreciarse, de unos 3 m. de alto, es un fragmento de una estatua de la diosa Isis. Este hecho lo atestigua el nudo isíaco que puede apreciarse en su pecho, característico del atuendo de esta diosa. Originariamente se encontraba en el Templo de Isis. La estatua llegó a la propiedad…

  • BABUINO (ESTATUAS PARLANTES)

    La Fuente del Babuino (Fontana de Il Babuino) fue obra del Papa Pío V, en 1571. Alimentada con el Acqua Paolina, es una fuente ornamentada con una estatua de un sileno, recostado sobre una pila de granito gris, que hace de abrevadero, procedente de una de las antiguas termas romanas de la ciudad. En la mitología griega, Sileno (Silvano para los romanos) era un viejo gordo y raro sátiro, dios menor de la embriaguez. Era el padre adoptivo, preceptor y leal compañero de Dioniso, dios del vino. Los silenos eran hipotanes, seres mitad hombre/mitad caballo, a diferencia de los sátiros normales, que eran mitad hombre/mitad cabra. En el arte helenístico,…

  • ABATE LUIGI (ESTATUAS PARLANTES)

    La estatua del Abate Luigi (Abbate Luiggi en romano original) se trata de una escultura de época tardo-romana del siglo III d.C. Probablemente representa a un orador o a un alto magistrado, posiblemente un cónsul. Forma parte del Congresso degli Arguti (congregación de ingeniosos), es decir, de las llamadas «estatuas parlantes» de Roma: Pasquino, Marforio, Madama Lucrezia, Facchino y Babuino. Frente al silencio de tantas piedras de Roma y el permanente “mirar sin decir nada” de las estatuas, es bueno escuchar a éstas que, aunque pocas, representan muy dignamente al pueblo más sincero que aprendió a expresarse en los foros, pero que tuvo que buscar un resquicio para dejar oír…

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad