ROMA ARCAICA

PUERTA ESQUILINA (ARCO DE GALIENO)

La Puerta Esquilina, llamada también Arco de Galieno, está situada justo al lado de la iglesia de San Vito. El nombre original de este paso a través del muro era Porta Esquilina (daba paso al Foro Esquilino), del que consta fue reconstruido por el emperador Augusto.

ORIGEN DE LA PUERTA ESQUILINA

Fue una simple puerta de la muralla serviana que rodeaba Roma desde el siglo IV. Más tarde, entre los años 260-268, se reconstruyó de nuevo ( se forró) a expensas de un ciudadano particular, el ecuestre de Marco Aurelio Víctor. Con ello se convirtió en un verdadero Arco Triunfal, el Arco de Galieno, al haberlo dedicado al emperador Galieno (260-268) por su afán en mantener el Imperio unido, y su esposa Cornelia Salonina.

Tal vez fue sólo una forma de adulación hacia el emperador, quien forzosamente tenía que pasar bajo esta puerta para llegar a su lujosa residencia imperial extraurbana, la villa “Licini Horti”. Años más tarde, en 268, a Galieno lo asesinan sus propios oficiales.

Se conservan dos líneas de su inscripción conmemorativa, en latín, donde se lee:

 

“A GALIENO, PRÍNCIPE CLEMENTÍSIMO, CUYO INVICTO VALOR SOLO ES SUPERADO POR SU PIEDAD, Y A SALONINA, SANTÍSIMA AUGUSTA | AURELIO VICTOR, VARÓN EGREGIO, TOTALMENTE CONSAGRADO A LA VOLUNTAD DE SUS MAJESTADES”.

 

Estas dos líneas supervivientes representan el final de una inscripción.

 

 

Los orificios para los anclajes metálicos de las placas de mármol del friso superior son todavía visibles, pero falta la inscripción. Ésta bien pudo haber sido la original de la época de Augusto, pues se aprecian rastros de borrado, o probablemente fuese un espacio reservado al texto dedicado a honrar al padre de Galieno, el emperador Valeriano. Sin embargo, nunca llegó a materializarse ninguna inscripción, ya que en el año 260 Valeriano resultó vergonzosamente derrotado y capturado por los partos. Por ello, para evitar dedicatoria alguna a un perdedor, el espacio se dejó en blanco.

ARQUITECTURA DE LA PUERTA ESQUILINA (ARCO DE GALIENO)

El arco data del año 262, y está realizado con bloques de travertino. Tiene un ancho de 7,30 m., con 8,80 m. de alto y 3,50 m. de profundidad. Los pilares que lo soportan tienen 1,40 m. de ancho y 3,50 m. de profundidad. Fuera, el arco consta de dos pilares de la misma profundidad, con capiteles corintios. El entablamento, de 2 m. de altura, contiene en el arquitrabe la inscripción dedicatoria. Bajo el arco, a cada lado, hay una sencilla cornisa.

 

 

Registros históricos muestran que a cada lado había otro arco secundario, pero, como era común en aquellos días, en pleno Renacimiento, los dos arcos laterales, más pequeños que el central, se demolieron en 1447 para hacer espacio a la iglesia de los Santos Vito y Modesto, aún apoyada contra un lado del único arco que queda, y posiblemente sus mármoles se reutilizaron para decorar iglesias o palacios.

 

Iglesia de San Vito y Modesto

 

Un grabado del siglo XVII muestra, colgando del arco, las llaves de la Porta Salcicchia, de la cercana localidad papal de Viterbo, en el Lacio. Fueron entregadas a Roma como signo de sujeción y que permanecieron aquí desde el siglo XIII hasta 1825.

El arco también indicaba la “zona libre”, cercana a la Basílica de Santa Maria Maggiore, para la venta de suministros a los peregrinos, establecida por el Papa Nicolás V (1447-55).

 

Puede que también te interese el Arco de los Argentarios 😉

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: María Méndez Benítez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad