ROMA ARCAICA

SEPTIZODIUM

El emperador Septimio Severo hizo construir, en 203 a.C., el famoso Septizonium (o Septizodium). Es un monumental ninfeo ricamente decorado con estatuas, frescos, mosaicos, fuentes, plantas, etc. Su función era servir de fondo escénico, con una monumental fachada columnada, de múltiples pisos, con el que impresionar a quienes llegaban a Roma por la vía Appia, en particular a sus compatriotas procedentes de África.

Su apariencia nos es conocida por los grabados de la Formae Urbis Romae y del Renacimiento. Evoca un escenario teatral, con tres grandes nichos divididos en tres pisos, con columnas, muy similar al Ninfeo de Mileto, en Asia Menor.

Recreación del Septizodium

 

Durante un corto tiempo albergó la tumba de Geta, pero su hermano Caracalla le impuso la Damnatio Memoriae.

Algunos argumentan que su nombre deriva del nombre del emperador que lo construyó. Otros infieren que haría referencia a la estructura, que estaría dividida en siete secciones, si bien los grabados y reconstrucciones muestran un edificio conformado solamente en tres secciones. Los más sostienen que Septizonium hacía referencia a la “Casa de los Siete Planetas”, por las estatuas que albergaba. Éstas se corresponderían con las siete deidades planetarias: Saturno, Sol, Luna, Marte, Mercurio, Júpiter y Venus.

Lo que parece confirmado es que es un arquetipo monumental, bien definido y generalizado, presente también en otras ciudades imperiales. De hecho, hay noticias de edificios con este nombre en otras ciudades imperiales, especialmente en el norte de África, como Cincari, Henschir Bedd, Lambaesys y Lilybaeum.

El edificio comenzó a caer en ruinas a principio de la Edad Media. Fue en el siglo VIII, donde, como muchos monumentos abandonados, fue fortificado por una familia noble. El Septizonium entró a formar parte del sistema de fortificaciones que la familia Frangipane había construido en el área, que también incluía el Coliseo y el Circo Máximo.

Sus restos se dividieron en dos partes, llamadas Septem Solis Maior y Septem Solis Minor, ya que el sector central de la estructura se había derrumbado. Algunos apuntan que Jacopa de ‘Settesoli (viuda de Graziano Frangipane), tomó su nombre «de ‘Settesoli» del Settizonio, pues así se llamó en la Edad Media.

En la Edad Media su función cambió totalmente. En 1198 se celebró en el Septizodium el Cónclave donde Inocencio III fue elegido Papa. También, en 1241 acogió un nuevo Cónclave, donde resultó elegido Celestino IV.

Más tarde, negligencias y terremotos provocaron el derrumbe de paredes y estatuas, provocando la ruina del edificio. Se convirtió, consecuentemente, en una cantera de preciados y gratuitos materiales de construcción, cuyos restos fueron expoliados poco a poco.

En 1588, el papa Sixto V no tuvo reparos en derribar lo que quedaba del Septizodium (obra considerada pagana) para usar su mármol, piedras y columnas en su “campaña de modernización de Roma”, bajo la dirección del arquitecto Domenico Fontana.

Gracias al arqueólogo Rodolfo Lanciani, quien referenció los destinos del material obtenido de la demolición de las ruinas del Septizodium, sabemos hoy que algunas de sus “piedras” se encuentran en varios lugares. Algunos de ellos son:

 

  • San Giovanni in Laterano (fachada del crucero, patio y escalera).
  • Iglesia de San Giacomo degli Schiavoni, en Ripetta.
  • Palazzo della Cancelleria.
  • En las fuentes ubicadas en la confluencia de las actuales Via Quattro Fontane y Via del Quirinale-Via XX Settembre.
  • En la columna de Marco Aurelio (Columna Antonina: 104 bloques, en su reparación y asiento de la base de la estatua de San Pablo).
  • La Casa de los Mendigos, en Ponte Sisto; para la reforma de los Baños de Diocleciano
  • En los cimientos del obelisco Flaminio, en la Piazza del Popolo (33 bloques).
  • Y, obviamente, en la tumba del mismo Sixto V, y de Pío V, ambas en la majestuosa capilla familiar del pontífice en Santa Maria Maggiore (Capilla de la Cuna, 15 bloques).

 

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: María Méndez Benítez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad