ROMA ARCAICA

ARCO DE LOS ARGENTARIOS

El Arco de los Argentarios es uno de los pocos monumentos intactos de época imperial. Incrustado en un lateral de la fachada  de la Iglesia de San Jorge in Velabro, más que un arco es una puerta monumental de la antigua vicus Jugarius, la vía urbana que permitía el acceso al Foro Boario (antiguo mercado de ganado).

 

San Jorge en Velabro y el Arco de los Argentarios

HISTORIA DEL ARCO DE LOS ARGENTARIOS

Fue dedicado por el gremio de cambistas y comerciantes de bueyes de la zona (los argentarii et negotiantes boarii huius loci, por ello llamado “Arco de los Argentarios”), al emperador Septimio Severo (primer emperador romano de origen norteafricano) y a su familia en 204 d.C.

Busto del Emperador Septimio Severo en los Museos Capitolinos de Roma
Imagen: Wikipedia

 

El arco presenta dos bajorrelieves encuadrando la inscripción dedicatoria sobre el lado meridional, que se sobrepone al friso y al arquitrabe. Estos bajorrelieves representan a Hércules y a un genio.

Los paneles del interior, en cambio, tienen relieves con pasajes y escenas de sacrificio, con figuras simétricamente contrapuestas. A la derecha están representados Septimio Severo y Giulia Domna, mientras que una figura borrada debía representar a Geta. Sobre el lado izquierdo se representa a Caracalla, que en un origen tenía al lado a su esposa Plautilla y al prefecto del pretorio Plauziano, también borrados. El motivo de la eliminación de estas tres figuras es la damnatio memoriae de Caracalla.

Arco de los Argentarios

 

En el lado externo del pilar occidental el panel representa a soldados y prisioneros bárbaros.

El lado frontal, entre las dos lesenas angulares decoradas con estandartes romanos, se conserva una figura con una túnica corta.

Asimismo, sobre los relieves mayores, paneles más pequeños representan a Victorias (Nikés) o águilas, y bajo el mismo, aparecen escenas de inmolación de las víctimas sacrificadas.

Llama la atención la parte artística y decorativa del arco, pues los artífices sintieron lo que se llama horror vacui (miedo al vacío), y apenas dejaron hueco libre de figuras y hojarasca, rellenando hasta el último espacio. Toda la composición es puramente ornamental, con una laberíntica decoración vegetal entrelazada con figuras humanas.

Arco de los Argentarios (vista nocturna)

 

El monumento, de 6,60 m, de alto y 5,86 m. de ancho, está formado por dos pilares de mármol blanco. El de la derecha fue incorporado en el pórtico de San Jorge en 683 d.C. Sostienen un arquitrabe horizontal, también de mármol, quizás reciclado, y perteneciente a la época domicianea (siglo I d.C.). Probablemente estuviese coronado con estatuas de bronce dorado de la familia imperial.

UNA CURIOSIDAD DEL ARCO DE LOS ARGENTARIOS

En época medieval varias leyendas referían que en los mismos pilares del arco, o bajo ellos, estaba escondido el tesoro que los antiguos comerciantes de la zona enterraron durante los días de la invasión goda de Alarico (año 410).

Aún podemos ver algunos agujeros realizados por quienes pretendieron encontrarlo (sin ningún resultado, que se sepa).

 

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: María Méndez Benítez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad