puerta carmentalis
ROMA ARCAICA

PUERTA CARMENTALIS

La Puerta Carmentalis (Porta Carmentalis) era una puerta doble abierta en las murallas servianas, cuyo origen se remonta a finales del siglo VI a.C. Aunque su ubicación no está clara, parece ser que estaba situada en las proximidades del Área Sagrada de San Omobono. Se la llamó así por encontrarse cerca de un santuario dedicado a la diosa o ninfa Carmenta. Ésta, en la religión romana temprana, ya tenía asignado a su culto a uno de los quince flamines, en cuyo honor se celebraba un festival arcaico, el Carmentalia.

 

puerta carmentalis

 

El Vicus Iugarius se bifurcó justo antes de llegar a la Porta Carmentalis. Un ramal pasaba por el Forum Holitorium, haciendo una curva a la derecha alrededor del pie de la Colina Capitolina. El otro iba por el Forum Boarium hasta la boca de la Cloaca Máxima, en el Tíber. Actualmente se considera que las ruinas del conocido Pórtico del Foro Olitorio, en la intersección de la via del Teatro Marcelo y el vicu Jugario, bajo la via di Monte Caprino, se corresponden con la ancestral Porta Carmentalis.

Los dos arcos de la puerta estarían colocados en ángulos opuestos, y se conocían con nombres diferentes:

 

  • La llamada Porta Scelerata (Puerta de los Malditos). Se suponía que se llamó así por el desastre militar de la batalla de Cremera contra los etruscos, en 479 ó 478 a.C., en que los Fabios, que fueron masacrados, habían salido de la ciudad por esa puerta. De ahí que se tuviera por desafortunado abandonar la ciudad a través de ella. A ello también contribuyó la revuelta por el reparto de tierras acaecida en 460 a.C., cuando, cerca de 2.500 exiliados y esclavos, comandados por el sabino Apio Erdonio, consiguieron entrar por esa puerta, que había quedado abierta. Llegaron a ocupar el Campidoglio y se atrincheraron entre los templos de la tríada Capitolina, masacrando a quien no les secundaba. No obstante, su naturaleza “maldita” podría derivar del transporte de cadáveres fuera de la ciudad, propia de las piras funerarias que entonces se efectuaban en el Campus Martius.

 

  • La otra puerta era la Porta Triumphalis (Puerta Triunfal), que no pertenecía ni a los muros servianos ni a los aurelianos. Un gobernador que regresaba de su provincia no podía entrar por esta puerta a menos que le hubieran otorgado el Triunfo. Por tanto, sería rutinario utilizar la Porta Scelerata para entrar y la Triumphalis para salir.

 

puerta carmentalis

 

No obstante, las procesiones fúnebres invirtieron la dirección normal del flujo de tráfico para la Scelerata, como lo hizo la procesión triunfal para la Triumphalis. Al emperador Augusto se le concedió el honor especial de que su cortejo fúnebre saliera por la Porta Triumphalis.

Hay constancia documental de que Domiciano la reconstruyó. Además, en su parte superior, la decoró con un carro de combate tirado por elefantes.

 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: María Méndez Benítez.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hostalia que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad